PALOMAS DE LA PAZ, ¿LAS DEJAMOS REALMENTE EN PAZ?

Las palomas, esas aves que conviven con las personas, pero son tan criticadas y perseguidas.

El 30 de enero se celebra el día de la Paz. Y su símbolo es la paloma. Pero los humanos no las dejamos en paz. Curioso.

¿Quién no ha visto alguna vez niños persiguiendo palomas e incluso intentando darles alguna patada, sin que sus adultos acompañantes no hagan nada al respecto? O cuando celebramos alguna festividad lanzando petardos y cohetes al aire que suponen un gran estrés para ellas. Debemos convivir con las aves y pájaros de ciudad, porque se han acostumbrado al contacto con los humanos y en muchos casos, ya dependen del humano para sobrevivir.

Para aquellos que quieran ayudarlas en su alimentación para que no malvivan en las calles, ofrecemos algunos consejos.

Muchas veces pensamos que las palomas comen únicamente cereales o semillas, y vamos a esa plaza donde se reúnen, con pan duro a darles miguitas. La realidad es que necesitan bastante calcio y vitaminas y solo comiendo eso tienen carencias peligrosas y además, las estamos acostumbrando a que no busquen comida por sí solas.

No se les debe dar bollería industrial o snacks, obviamente. Y si damos pan, que no esté mohoso.

Siempre deberían tener agua limpia, sobre todo en épocas de mucho calor. Los bebederos no deben ponerse verdes de no limpiarlos. Hay que fregarlos y no verter simplemente el agua nueva en un recipiente sucio.

Pues bien, estas aves comen o deberían tener una dieta variada:

Semillas (debería ser al menos el 50% de su alimentación) y granos, ya sean de maíz (vitamina A), de trigo (contiene grasa y no se debe abusar), de avena (buena para las plumas y contra el frío) o de cebada (darla solo a los adultos). Estos granos y semillas, mejor si están un poco triturados. Las semillas con algo de aceite (por ejemplo de girasol) en temporadas de frío.

Frutas, bayas, verduras, hojas, algunos brotes.

Comer algo fresco y natural es básico. Pero todo muy picadito, y lavado y secado previamente, para retirar los restos de productos químicos que quedan en la piel. Podemos darles guisantes (buena proteína, ayuda a las defensas), tomate, zanahoria, lechuga, manzana, frutos rojos, sandía, pera, plátano, uvas, etc.

Alimentos que se pueden dar cocidos: el arroz integral, las lentejas, el pepino o la calabaza.

ATENCIÓN: el aguacate puede ser tóxico para algunas especies.

A tener en cuenta: en algunos sitios está prohibido dar de comer a las palomas de la calle, para que no se reproduzcan tanto. Quizás podamos abogar por ellas, hablando y haciendo campañas para que los ayuntamientos, en vez de sacrificarlas, las alimenten con comida que además incluya algún tipo de esterilizante y así evitar su reproducción.

Si vas a poner un comedero de pájaros en tu terraza o balcón, asegúrate que está bien limpio a diario, porque vendrán pájaros de distintas especies y entre ellas podrían transmitirse alguna enfermedad si quedaran a menudo restos de comida o heces.

Mejor no poner un comedero durante la primavera, ya que suele ser época de cría y los pájaros jóvenes pueden acostumbrarse a buscar alimento en tu balcón y no de manera libre.

Los peques pueden ayudar en esta actividad. Y no vale perseguirlas ni asustarlas, ¿vale?

¿Y si diseñas un cartel para informar bien de lo que hay que darles de comer? ¡¡Esperamos tus ideas!!

¡Gracias por cuidar de nuestras aves de ciudad y dejarlas vivir en paz!

¡Comparte!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *